• El maestro italiano regresa a la ciudad de los canales para ponerse al mando de la Orquesta y Coro de La Fenice con un concierto que celebra los 1.600 años de Venecia y con la ópera Roberto Devereux, inicio de una temporada en la que también destacan compromisos en Bérgamo, Barcelona, Montecarlo, Florencia, París y Nápoles.

Septiembre de 2020

Después de dirigir el pasado mes de julio en la Arena de Verona un concierto y de ofrecer en agosto clases magistrales en Florencia, el director italiano Riccardo Frizza vuelve a los escenarios este mes de septiembre con dos compromisos en Venecia, una ciudad en la que se ha prodigado con asiduidad durante su trayectoria artística.

El 8 de septiembre dirigirá a los cuerpos estables de La Fenice en la icónica Plaza San Marcos y en un concierto que celebra los 1.600 años de la fundación de la ciudad de los canales. Compartiendo el podio con Daniele Callegari, el evento ofrecerá un repaso a algunas de las páginas operísticas más emblemáticas de autores tan populares como Verdi, Rossini o Puccini, en las que también participarán la soprano Claudia Pavone y el tenor Piero Pretti. “Con este concierto se quiere ofrecer a los venecianos alegría e ilusión después del duro período vivido por la pandemia; además, la orquesta y el coro de La Fenice volverá a tocar en la Plaza San Marcos después de muchos años, por lo que estamos todos especialmente emocionados”, afirma Frizza.

Siempre en Venecia pero en la emblemática sala del Teatro La Fenice, el director italiano dirigirá los días 15, 17 y 19 de septiembre Roberto Devereux, de Donizetti, uno de los títulos de la Trilogía Tudor que reúne algunos de los pasajes más bellos y elaborados de la producción del compositor bergamasco, así como un libreto que ofrece un brillante análisis psicológico de su protagonista, la reina Isabel I de Inglaterra. Serán tres funciones en formato semiescenificado y con dirección de escena de Alfonso Antoniozzi. En los roles principales destacan la Elisabetta de la soprano Roberta Mantegna, la Sara de la mezzo Lilly Jørstad, el Devereux del tenor Enea Scala y el Duque de Nottingham que será interpretado por Alessandro Luongo.

Próximos compromisos llevarán a Riccardo Frizza a escenarios como los del Festival Donizetti de Bergamo, del que es su director musical y en el que en la edición 2020 dirigirá Belisario y Marino Faliero; al Gran Teatre del Liceu de Barcelona donde dirigirá un concierto Donizetti con Sondra Radvsnovsky y Otello; a la Opéra de Monte-Carlo con un concierto de bel canto junto a Olga Peretyatko y Karine Deshayes ; al Maggio Musicale de Florencia con Rigoletto; al Théatre des Champs-Élysées con La Sonnambula y al Teatro San Carlo de Nápoles con L’elisir d’amore.