– La ciudad italiana fue una de las más castigadas del mundo por la Covid-19. El afamado director italiano interpretará la misa de difuntos de Donizetti en un evento que será retransmitido por la RAI1 contando con la presencia del presidente de la República italiana, Sergio Mattarella.

Junio de 2020
Riccardo Frizza, director musical del Festival Donizetti Opera con sede en Bérgamo (Italia), dirigirá el próximo 28 de junio la Messa da Requiem de Gaetano Donizetti a las puertas del Cementerio Monumental de la ciudad de la Lombardía en recuerdo y homenaje a las víctimas de la Covid-19. La pandemia golpeó duramente tanto a la ciudad como a toda esa región del norte de Italia. A la cita se espera contar con la presencia de las máximas autoridades del país encabezadas por el presidente de la República, Sergio Mattarella, velada en la que participarán intérpretes muy ligados al territorio como son la soprano Eleonora Buratto, la mezzosoprano Annalisa Stroppa, el tenor Piero Pretti y el bajo Alex Esposito junto al Coro y Orquesta Donizetti Opera.
Riccardo Frizza, director muy ligado a diferentes coliseos líricos españoles, afirmó que “el poder evocador de la música ayudará a celebrar este rito comunitario” con el que arranca la actividad cultural de la ciudad. “Antes de organizar cualquier iniciativa artística, lo que está muy arraigado en nuestra cultura, consideramos necesario brindar este homenaje a las víctimas y al dolor común que todos hemos sentido por la pérdida de tantos seres queridos. Para un acto de estas características el Requiem de Donizetti es la opción más adecuada, que será interpretado por artistas relacionados con el Festival Donizetti y con las ciudades de Bérgamo y Brescia, a quienes queremos agradecer su predisposición aceptando un caché simbólico”, afirma el maestro italiano.
La Messa da Requiem fue compuesta por Donizetti en 1835 tras la muerte de Vincenzo Bellini, a quien el compositor bergamasco profesaba una profunda admiración, y se interpretó por primera vez en la Basílica de Santa Maria Maggiore de Roma el 28 de abril de 1870, veintidós años después de la muerte del propio Donizetti.
En julio Riccardo Frizza –que la próxima temporada vuelve al Liceu de Barcelona para dirigir Otello y un concierto Donizetti junto a la soprano Sondra Radvanovsky– participará en el macroconcierto Il cuore italiano della Musica que organiza la Arena di Verona en el que participarán 25 cantantes y otros tres directores.