-El tenor español asume uno de los papeles más difíciles del repertorio después de debutarlo en el Teatro Real de Madrid

Febrero de 2020
En marzo Celso Albelo vuelve a dar vida a uno de los personajes técnicamente más exigentes del repertorio lírico italiano, el del protagonista de la ópera Il Pirata, de Vincenzo Bellini. De su mano el tenor tinerfeño regresa a la Opéra de Monte-Carlo en una propuesta en versión de concierto –en el Auditorium Rainier III, 5 y 8 de marzo– que significa el estreno de la obra en la compañía monegasca. Albelo debutó el papel el pasado mes de diciembre en el escenario del Teatro Real de Madrid, siendo aclamado por el público y la crítica. “Sin duda es un papel muy difícil, como todos los de Bellini”, afirma el cantante, “pero es que en este título el autor quiso construir un personaje con características muy definidas, que incluso el mítico Rubini, el tenor que cantó el primer Gualtiero, debió trabajar duro con el compositor para conseguir todo lo que Bellini había imaginado para el papel”.
Este título marca el regreso de Albelo a Mónaco donde ya ha cantado buena parte de su repertorio, incluyendo los grandes títulos del bel canto romántico como I Puritani (Bellini), La Sonnambula (Bellini) o Guillaume Tell (Rossini), además de otras obras maestras como Rigoletto (Verdi) o el Stabat Mater de Rossini.
Próximos compromisos llevarán al cantante español hasta el Teatro Regio de Turín (La damnation de Faust, Berlioz). ABAO Bilbao Opera (Anna Bolena), al Teatro Massimo de Palermo (Il Pirata, Bellini), la Ópera de Las Palmas de Gran Canaria y el Festival de la Arena de Verona (La Traviata, Verdi), el Teatro San Carlo de Nápoles (La Rondine, Puccini) o el Festival Donizetti de Bérgamo (Belisario).