– El tenor español subirá al escenario del Teatro Campoamor para clausurar la 72ª temporada de la Ópera de Oviedo

Enero de 2020

Considerado como uno de los más grandes y consagrados defensores del repertorio belcantista, el tenor español Celso Albelo regresa este mes de enero a la Ópera de Oviedo con una de las obras cumbres del repertorio, Lucia di Lammermoor, de Donizetti, ópera con la que se clausura la 72ª temporada de la entidad asturiana con sede en el Teatro Campoamor. El cantante tinerfeño vuelve en el papel de Edgardo al curso ovetense después de haber conseguido en la capital asturiana un gran éxito con su Duca di Mantova de Rigoletto en 2017 y de su reciente y aplaudido Gualtiero en Il pirata en el Teatro Real de Madrid.

En declaraciones a la revista Ópera Actual, Albelo afirma que el personaje que le tocará defender en Oviedo “es uno de los grandes papeles románticos” y que le ha tocado asumir en repetidas ocasiones, intentando con su canto describir “el amor, incluso el odio heredado de sus familias” en referencia a los protagonistas de la obra, miembros de dos familias enfrentadas por generaciones. Albelo también se ha referido al público asturiano al que ha definido como “muy exigente”, recordando que además es “siempre cercano y cariñoso con la honestidad de los cantantes”.

Más tarde Celso Albelo viajará al Teatro La Fenice de Venecia para interpretar a Nemorino en L’elisir d’amore de Donizetti, a la Opéra de Monte-Carlo con Il pirata de Bellini y al Teatro Regio de Turín como protagonista de una nueva producción de La damnation de Faust de Hector Berlioz.