– El director de orquesta español vuelve al País Vasco con un programa sinfónico.

Octubre 2019

Tras iniciar la temporada en Chile con L’Italiana in Algeri en el Teatro Municipal de Santiago, el director madrileño José Miguel Pérez-Sierra volverá a subirse al podio de la Bilbao Orkestra Sinfonikoa (BOS); será los días 28 y 29 de noviembre en el Palacio Euskalduna y dirigiendo al violinista ruso-americano Philippe Quint en el popular Concierto para violín y orquesta, de Korngold, un compositor que en los años cuarenta del siglo XX llamó la atención de directores y productores de Hollywood, quienes vieron en su música un gran sentido dramático convirtiéndola en el complemento perfecto para sus películas. Para Pérez-Sierra, el hecho de que Korngold escribiera -además de óperas y mucha música de gran calidad para las salas de concierto- diversas bandas sonoras para el cine americano “es algo que no siempre le ha hecho justicia porque su música no se consideraba de nivel, pero lo cierto es que la calidad y complejidad de sus partituras es impresionante, y su talento tanto para la orquestación como para la recreación melódica es indiscutible, tal y como podrá disfrutar el público con su concierto para violín”.

En el programa también se incluye la obertura de Mendelssohn Las Hébridas, “surgida del genio del compositor tras visitar el archipiélago escocés del mismo nombre, en particular la isla de Staffa, en la que descubrió la Gruta de Fingal creando una obra de una gran belleza e inspiración”, afirma el director madrileño. “Además –continúa– también interpretaremos su Sinfonía Nº 3 en La menor, Op. 56, “Escocesa”, nuevamente fruto del viaje que Mendelssohn realizó por esas tierras en el verano de 1929; aunque no se trata de una obra basada en un programa poemático ni esté impregnada de melodías escocesas, sí que simboliza una especie de pintura musical inspirada por el paisaje escocés. De hecho, incluso Mendelssohn pintó numerosas acuarelas en las que representaba las experiencias de sus viajes y esa faceta de pintor está sin duda materializada en esta sinfonía”, concluye el director español.

Entre otros compromisos, después del concierto de abono con la Bilbao Orkestra Sinfonikoa, José Miguel Pérez-Sierra continuará con su agenda que lo llevará al auditorio Baluarte de Pamplona con la ópera Norma de Bellini y al Teatro de La Zarzuela de Madrid con El barberillo de Lavapiés de Barbieri.