-El tenor español se pondrá a la cabeza del reparto de Doña Francisquita en el coliseo barcelonés antes de viajar a Génova con La Bohème, de Puccini

Noviembre de 2019

El tenor tinerfeño Celso Albelo regresa este mes de noviembre ante el público del Gran Teatre del Liceu con un repertorio que nunca ha interpretado en el escenario barcelonés: si allí ha ofrecido varios ejemplos de sus personajes belcantistas –género del que es una reconocida referencia internacional–, esta vez regresará con zarzuela, interpretando al protagonista de Doña Francisquita, de Amadeu Vives. “Me gusta el reto, sobre todo por el hecho de participar en la vuelta de nuestro género lírico a la capital catalana, donde tuvo uno de sus centros de creación más importante”, afirmó el cantante. “Estamos hablando, además, de una obra de gran complejidad técnica y expresiva”, afirma Albelo, “tanto o más que cualquier ópera. La zarzuela es una forma artística que, como su pariente italiana, exige la máxima excelencia en la interpretación. Doña Francisquita, una de las zarzuelas más universalmente conocidas, es, además, una obra muy difícil, todo un reto para sus intérpretes”.

Albelo interpretará la obra en el Liceu los días 10, 15 y 17 de noviembre, además de la función especial del día 12, que se retransmitirá por cines a medio mundo. “Aunque los cantantes ya estamos acostumbrados a que algunas de nuestras funciones se emitan en radio, TV o cine, somos conscientes de que hay un punto de tensión extra, ya que llegarás a muchos miles de personas, muchas más de las que te acompañan en el teatro”.

Después de su regreso al Liceu, Celso Albelo viajará a Génova para despedir el año con el primer Rodolfo de La Bohème (Puccini) de su carrera en el Teatro Carlo Felice (27 y 29 de diciembre). Más tarde le esperan compromisos en Oviedo, Venecia, Montecarlo y Bilbao.