-El tenor será Pollione de Norma en la Opéra de Toulouse y cantará por primera vez en La Fenice (La Traviata) y en el Filarmónico de Verona debutando el rol de Nemorino de L’elisir d’amore.

Septiembre 2019

La carrera del tenor tinerfeño Airam Hernández continúa sumando éxitos y enfrentándose a nuevos retos y debuts. A finales de septiembre volverá a subirse al escenario del Théâtre du Capitole de Toulouse; si hace justo un año debutaba en el coliseo del sur de Francia con su Alfredo Germont de La Traviata, ahora regresará asumiendo por vez primera el rol de Pollione de Norma, de Bellini. Será en una producción con puesta en escena de Anne Delbée –toda una referencia del mundo del teatro en Francia– y con dirección musical de Giampaolo Bisanti, que estará a cargo de la Orchestre national du Capitole y el Choeur du Capitole. El cantante canario participará en los dos repartos asumiendo las ocho funciones programadas los días 26, 27 y 29 de septiembre y 2, 5, 6, 8 y 10 de octubre compartiendo escenario junto a Marina Rebeka y Klára Kolonits como Norma, Karine Deshayes como Adalgisa y Bálint Szabó y Julien Véronèse como Oroveso.

En octubre y noviembre el cantante canario viajará a Italia para realizar su debut escénico en ese país. Los días 24, 26, 29 y 31 de octubre y 3 de noviembre su¬birá por primera vez al escenario de La Fenice de Venecia para meterse en la piel de Alfredo, un personaje que ha marcado la trayectoria del intérprete nacido en Tenerife. Allí se pondrá a las órdenes de Stefano Ranzani, quien dirigirá a la Orquesta y Coro del coliseo veneciano; con dirección de escena de Robert Carsen, en el montaje también figuran la Violetta de Zuzana Markova y el Germont de Vladimir Stoyanov. “Alfredo es un papel que llevo en la piel; tengo ya unas cuantas funciones de La Traviata a mis espaldas y es siempre un placer volver a vivir sus pasiones”, afirma el tenor.

En noviembre llega otra de las citas esperadas para Airam Hernández, ya que los días 17, 19, 21 y 24 debutará en el Teatro Filarmonico de Verona cantando por primera vez el emblemático Nemorino de L’elisir d’amore, de Donizetti. “Me siento feliz de cantar por fin a este icónico personaje”, comenta el intérprete, “un papel al que le tenía ganas desde hace tiempo y que llega en el momento justo; es un verdadero bombón para cualquier tenor, no solo musicalmente –es de una gran dificultad y tiene algunas de las arias más populares del repertorio– si no también a nivel actoral; es pobre, tímido, y está perdidamente enamorado de la inalcanzable –a sus ojos– Adina, que es justamente lo contrario: rica, espabilada y coqueta. Nemorino es un rol que cae simpático pero hay que saber transmitir todas las emociones que siente, ya sean cómicas o dramáticas, por lo que es todo un desafío teatral”, añade. La producción de la obra maestra de Donizetti que se podrá ver en Verona es del Maggio Musicale Fiorentino, cuenta con dirección de escena de Pier Francesco Maestrini y musical de Ola Rudner, que dirigirá a la Orquesta y Coro de la Arena de Verona. Para enamorar al público, Airam Hernández contará con la complicidad de Laura Giordano como Adina, Qianming Dou como Belcore, Salvatore Salvaggio como Dottor Dulcamara y Elisabetta Zizzo como Gianetta.

En lo que queda de temporada, Hernández pondrá voz al oratorio Elías, de Mendelssohn, junto a la Sinfónica de Tenerife; cantará Sardanapalo en el Müpa de Budapest, ópera incompleta de Franz Liszt que permaneció olvidada en un archivo alemán durante casi un siglo y que el cantante canario participó en su estreno en 2018 junto a la Staatskapelle de Weimar bajo la batuta de su director titular, Kirill Karabits; también cantará La Bohème en Menorca, la Sinfonía Fausto de Liszt con la Staatskapelle de Weimar, La Traviata en el Centro de Cultura y Arte LAC de Lugano y el Te Deum de Berlioz en el Auditorio Nacional de Madrid.