-O de Aida a Butterfly. El tenor italiano vuelve a Estocolmo y debuta en Viena

Septiembre de 2018
Con su debut en Helsinki (Finlandia) el tenor italiano Andrea Carè comenzó en septiembre su temporada artística 2018/19; lo hizo como Cavaradossi de Tosca (Puccini) en la Finnish National Opera de la capital finlandesa –funciones hasta el 18 de octubre–, país en el que se presentó hace casi una década en el Festival de Savonlinna. Ese mismo mes se trasladará a la Royal Swedish Opera de Estocolmo (Suecia) para dar vida a su aclamado Radames de Aida (Verdi) a partir del 27 de octubre (funciones los días 27, 31/X; 6, 10, 13, 16, 19, 22 y 26/XI), ópera que debutó en forma escenificada en el Théâtre Royale de La Monnaie/De Munt de Bruselas (Bélgica) en 2017 y el año anterior, en concierto y junto a la Boston Symphony, en el Tanglewood Festival (Boston, Estados Unidos).
Su regreso esta temporada a Estocolmo también incluye, ya en febrero y marzo de 2019, varias funciones como Rodolfo de La Bohème (Puccini).
Antes, e inmediatamente después de su reencuentro sueco con Aida, Andrea Carè cumplirá uno de sus sueños: debutar en la Wiener Staatsoper (Viena, Austria), una de las capitales internacionales de la lírica, y lo hará como Pinkerton de Madama Butterfly (Puccini, días 1, 3, 7/XII), papel que conoce íntimamente desde que lo debutara en 2010 en el Savonlinna Opera Festival de Finlandia y que también ha interpretado en el Teatro Regio de Turín (Italia), la Canadian Opera Company (Toronto, Canadá) y el Teatro Real de Madrid (España).
Entre otros compromisos, más adelante le espera su regreso a Bruselas con La Gioconda (30 de enero y 3, 6, 10 de febrero), título que en abril también defenderá en su retorno al Gran Teatre del Liceu de Barcelona (España).