-La cantante italiana encabeza el reparto del próximo título grancanario

Abril de 2018
En julio, la mezzosoprano italiana Annalisa Stroppa regresará al Festival de Bregenz como protagonista de Carmen, de Bizet, cuya producción estrenó el verano pasado. Antes, sin embargo, ofrecerá su visión del personaje en la Temporada Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria que organizan los Amigos Canarios de la Ópera: serán tres funciones los días 22, 24 y 26 de mayo. Para Stroppa, que debutó el papel en 2011 en el Teatro Sociale di Trento (Italia) para retomarlo en 2014 en el Opéra-Théâtre de Limoges (Francia), se trata de un papel “soñado por toda mezzosoprano. Es muy completo, cambiante y profundo, muy sensual, con al menos diez personajes concentrados en uno, desde el más simpático y casi divertido al más salvaje. Aporta una vocalidad llena de colores diversos, incisivos, declamados. Me encanta su fuerza, su misterio insondable; al mismo tiempo me fascina su fragilidad y su carácter, no tenerle miedo a lo desconocido, su sed de libertad. ‘Eres un demonio’, le dice Don José, y su respuesta es un ‘sí’ que me da escalofríos”. La mezzo italiana, que debutará con este papel en Las Palmas de Gran Canaria, será protagonista de una Carmen muy española, firmada por el director de escena Paco López. “Desde el punto de vista emocional, las facetas del personaje son múltiples, porque es un rol muy exigente que te absorbe completamente: cantando, bailando, actuando… Es un papel de gestos y miradas”.

Después de su debut grancanario le esperan en el Teatro Regio de Turín como Dorabella de Così fan tutte (Mozart), en el Festival de Bregenz con su aclamada Carmen, en el Teatro Colón de Buenos Aires como Adalgisa de Norma (Bellini), en la Staatsoper Unter del Linden de Berlín como Rosina en Il Barbiere di Siviglia (Rossini) y en la Bayerisches Staatsoper de Múnich como Suzuki de Madama Butterfly (Puccini).