– El tenor español interpretará por primera vez al Chevalier Des Grieux en su regreso a Bilbao después de cantar Rigoletto en Génova junto a Carlos Álvarez y Leo Nucci

Diciembre 2017
Tras terminar el año con su aplaudido Duque de Mantua de Rigoletto en el Teatro Carlo Felice de Génova (23, 27 y 29 de diciembre) al lado de dos referentes en el personaje protagonista como son Carlos Álvarez y Leo Nucci, el consagrado tenor canario Celso Albelo regresará en enero (20, 23, 26 y 29) a la temporada de la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO-OLBE), este vez para sumar un nuevo rol a su ya extenso repertorio: el Chevalier Des Grieux de la ópera Manon, de Jules Massenet, junto a la soprano rusa Irina Lungu en el papel protagonista.
De este modo, y desde el bel canto italiano, Albelo continúa profundizando en el repertorio francés, “un viaje por personajes románticos que se deben a la lengua francesa, aspecto que implica un desarrollo musical diferente del italiano. Intentar descifrarlo es un reto, porque aunque mantiene muchos puntos en común con el canto italiano, también poseen grandes diferencias. Encontrar la llave de este tipo de fraseo exige madurez. La orquesta es más pesada y el tratamiento armónico es mucho más rico porque va describiendo los estados de ánimo de los personajes, algo muy presente en Massenet”. En las últimas temporadas, Celso Albelo ha ido ampliando su paleta de personajes al repertorio francés con títulos como Les pêcheurs de perles (Bizet, Ópera de Salerno), Guillaume Tell (Rossini, Opéra de Monte-Carlo y Théâtre des Champs Élysées de París), Werther (Massenet, Ópera de Tenerife y Teatro Comunale de Bolonia), Thaïs (Massenet, Gran Teatre del Liceu de Barcelona) o La favorite (Donizetti, Opéra Royale de Wallonie), a los que se unirán en este mismo curso Roméo et Juliette (Gounod, con la compañía del Liceu barcelonés en el Teatro Calderón de Valladolid) y La damnation de Faust (Berlioz, Palau de Les Arts de Valencia).
Respecto del personaje que debuta en enero en ABAO-OLBE, para Albelo el Chevalier Des Grieux es “el romántico por antonomasia, que ama a Manon por encima de todo y le perdona lo que sea. Por ella renuncia incluso hasta a sus principios”.