– El cantante tinerfeño vuelve al principado de Mónaco para interpretar I Puritani.

Noviembre de 2017
Celso Albelo regresará a comienzos del mes a la Opéra de Monte-Carlo (Mónaco) para interpretar el temible –por difícil– personaje de Arturo de I Puritani (Bellini, 3 y 6 de diciembre), título que cantó el verano pasado en el Festival de Savonlinna (Finlandia) junto a la soprano Jessica Pratt y la compañía del Teatro Real de Madrid. El tenor español se reencuentra con el público del principado ante el cual ya ha interpretado Rigoletto (Verdi), La Sonnambula (Bellini) y Guillaume Tell (Rossini). Con este último título viajó, junto a la compañía monegasca, al parisino Théâtre des Champs-Élysées consiguiendo un inolvidable triunfo personal. «Cantar en Mónaco es un placer, porque el público es muy cariñoso. La sala, que está adjunta al célebre Casino, es una maravilla de la arquitectura teatral, creado por el mismo arquitecto que la conocida Ópera de París. Pero estos Puritani, al ser en versión de concierto, será en el moderno Auditorium Rainier III y junto a la Orchestre Philharmonique de Monte-Carlo», afirma el cantante.

Celso Albelo viajará más tarde al Teatro Carlo Felice de Génova (Italia, 23, 27 y 29 de diciembre) con su aplaudido Duque de Mantua de Rigoletto, todo ello tras debutar el rol de Fernand de La Favorite (Donizetti) en la Opéra Royal de Wallonie (Lieja, Bélgica) y antes de incorporar un nuevo personaje a su repertorio, el del Chevalier des Grieux de Manon (Massenet) en la temporada bilbaína de ABAO-OLBE (20, 23, 26 y 29 de enero de 2018).