Seleccionar página

Il Barbiere di Siviglia-Gran Teatre del Liceu Barcellona-2014 (2)– La mezzo italiana, que inauguró la temporada de La Scala con Madama Butterfly, regresa a uno de sus personajes favoritos: Rosina de Il barbiere rossiniano.

Febrero de 2017
La mezzosoprano italiana Annalisa Stroppa regresa desde finales de marzo al escenario de la Opéra de Monte-Carlo (Mónaco) para interpretar uno de sus personajes favoritos y que más puertas le ha abierto en el panorama lírico internacional: Rosina, la protagonista de la ópera de Rossini Il barbiere di Siviglia. “Es un papel que me encanta”, afirma Stroppa, “es una chica astuta y sensible que sueña con su príncipe azul”. Interpretando este personaje la joven intérprete italiana se ha presentado ante el público de Berlín, Roma, Lausana, Barcelona, Tel-Aviv, Bilbao y Dresde, triunfando en cada ocasión por su gran dominio técnico e interpretativo.

Annalisa Stroppa ha inaugurado recientemente la temporada de La Scala de Milán con la ópera Madama Butterfly obteniendo un enorme éxito por parte de la crética, que la ha definido como “una excelente Suzuki” (El País) y como “la Suzuki que siempre se querría. Dice el texto a la perfección y posee una intensidad de expresión poderosa. Bravissima y muy aplaudida” (Il Corriere della Sera).

Acaba de interpretar Falstaff siempre en La Scala y el Requiem de Mozart, este último en un concierto benéfico bajo la dirección del maestro Zubin Mehta y junto al coro y orquesta del coliseo milanés. Después de este Barbiere monegasco –los días 23, 26, 28 y 30 de marzo– le esperan Rigoletto en Ámsterdam, Carmen en el Festival de Bregenz y Nabucco nuevamente en La Scala.